Proyecto Waikiki: “El día del concierto te sientes como un Rey Mago en Navidad”

Posted on Posted in Noticias

¿Quién se esconde detrás de Proyecto Waikiki? ¿Quién se ocupa de qué ámbito y porqué….? ¿Uno, dos, todos?
Detrás de Proyecto Waikiki se encuentran dos colaboradoras de El Ukelele que un buen día decidieron dar un paso adelante y empezar a organizar conciertos. Esto fue en diciembre de 2014. En ese momento la maquinaria empezó a engrasar y aquí estamos, presentando la segunda temporada. Nos repartimos el trabajo de una manera muy equitativa y ambas nos encargamos de hablar con las bandas, manejar las redes sociales y encargarse de la comunicación y difusión.

¿Qué esperar de una noche organizada por vosotros?
¡Buena música y mejor ambiente! Madrid tiene una agenda muy completa de conciertos semanales pero creemos que siempre es bienvenida una nueva propuesta. En Proyecto Waikiki uno debe traerse ropa cómoda y zapatos de baile porque lo que queremos principalmente es que la gente vea cada concierto como un lugar paradisíaco en el que olvidarse de todo lo externo durante un par de horas. Es importante que la marca Waikiki quede en el subconsciente de los asistentes como sinónimo de diversión y buena música para que se conviertan en asiduos.

¿Cómo es, en resumen, el proceso de elegir bandas para cada uno de vuestras propuestas, dado sobre todo la heterogeneidad de las propuestas que habéis ido lanzando? Se nos antoja un elemento de provocación viendo lo poco que tienen que ver cada uno de los Waikikis que han ido organizándose… ¿somos unos exagerados?
¿En serio son carteles provocativos? (risas) Personalmente, creemos que está más relacionado con nuestros gustos personales. Hacemos un trabajo similar al de Monchi en el Sevilla F.C.: listado de bandas escalonado, empezamos a tirar el anzuelo y a organizar un equipo en torno a un estilo similar. Más que provocativos, los carteles de Proyecto Waikiki buscan calidad y coherencia en su conjunto. Nos fijamos mucho en grupos en vías de desarrollo y, sobre todo, somos de intuiciones. Hay formaciones que te abducen después de la primera vez de haberles visto en concierto como ocurrió con Mahalo o Mirémonos, por poner un par de ejemplos.

[iframe src=”https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2724787919/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/minimal=true/transparent=true/” width: 250px; height: 250px;]

¿Un disco de cabecera?
¡Hay tantos! Depende también del momento anímico en el que una se encuentre. Muchos y variados. “Sunday Morning” de The Velvet Underground, “Space Oddity” de David Bowie, cualquiera de Arcade Fire, The Black Keys o los Stones. Van mutando según profundizamos en las bandas. Ahora, tenemos mucho enganche a “Triángulo de las Bermudas” de Mirémonos y “Patience” de The Fire Tornados.

¿Una canción que alegre el día ?
Igual que con los discos, va cambiando según tu estado. Por tirar de clásicos, Here Comes The Sun de The Beatles o Rockaway Beach de Ramones.

¿Por qué un concierto en Café la Palma?Greta-the-Female-Gremlin-gremlins-38519791-299-280
Porque tiene una playa indoor que es una maravilla (risas). Tiene una situación espléndida y un sonido muy bueno. Lleva años conformando una programación muy consistente. El trato que hemos tenido por parte de la organización ha sido inmejorable. ¡Y tienen una Voll-Damm especial maravillosa! (risas) ¡Más conocemos la sala, más nos gusta!

Cuando llega el día del bolo… aparte de conseguir que todo salga perfecto…, ¿Qué es lo mejor o lo que más disfrutáis del día?
Aparte de estar pendientes en todo momento de que todo vaya sobre ruedas, ese momento en el que ves que tanto las bandas como el público están disfrutando de ese momento es impagable. Te sientes como un Rey Mago en Navidad.

¿Algún rito, manía, superstición que repitáis antes, durante, después de los bolos? (y que sea confesable)
No somos muy supersticiosas, aunque una de nosotras repite collar hawaiano en cada concierto.

¿Después del concierto juerga o a la madriguera?
¿Hay dudas? ¡Una vez empezada la fiesta hay que continuar con ese estado de felicidad!

¿Y para terminar: un chiste de músicos?
“¿Te gustan los chistes de músicos?”
“No.”
“Pues ya somos Doors.”
Es malo, ¡pero no dejéis de pasaros el 10 de septiembre a Proyecto Waikiki!